JRS Colombia acompaña a población migrante que vive en ‘paga diarios’ durante la crisis sanitaria

28 septiembre 2020

Aunque las medidas tomadas por parte de los gobiernos locales y departamentales para prevenir la expansión del COVID-19, son fundamentales en el marco de emergencia sanitaria que estamos viviendo, han venido impactando negativamente el acceso a medios de vida de la población refugiada y migrante.

Desde el JRS Colombia denunciamos la situación de las familias refugiadas y migrantes que habitan los denominados ‘paga diarios’. Estas son casas residenciales que han sido habilitadas para funcionar como alojamientos temporales, donde las personas acceden a una cama, baño y cocina pagando un monto diario.

Actualmente se encuentran en alto riesgo de ser desalojadas por falta de pago y tampoco cuentan con los recursos necesarios para abastecerse de alimentos y productos de aseo para pasar los días de confinamiento.

Cabe señalar que la mayoría de los refugiados y migrantes que recurren a esta modalidad de alojamiento, no han podido acceder a documentos que regularicen su estatus migratorio en el país. Esto significa que su único medio para subsistir está en el sector informal: es decir, ventas ambulantes u otras formas de trabajo que en este momento se encuentran restringidas, dada la coyuntura sanitaria.

Otro elemento que complejiza la vulnerabilidad de esta población, son las condiciones de infraestructura y habitabilidad en las que están pasando el confinamiento. En estas casas se puede llegar a albergar aproximadamente hasta 50 personas (dependiendo del tamaño del inmueble).

Además del hacinamiento, las condiciones de higiene no son las más adecuadas. En algunas casas hay presencia de plagas y la ventilación es muy reducida, lo que hace que estos espacios puedan convertirse en un potencial foco de contagio de COVID-19.

Acompañando en momentos de crisis

Es en este contexto que el JRS Colombia Oficina Suacha, junto al Centro Interprovincial de Formación (CIF) de la Compañía de Jesús, se encuentra acompañando y haciendo seguimiento, en el marco de la emergencia sanitaria, a un ‘paga diario’ ubicado en el barrio San Antonio (sur de Bogotá), en el que residen aproximadamente 41 personas.

Antes del inicio del simulacro de confinamiento obligatorio establecido por el Distrito, el JRS entregó kits alimentarios para aprovisionar a las familias durante el tiempo de aislamiento preventivo. Sin embargo, la situación de vulnerabilidad de los refugiados y migrantes visibilizada en este ‘paga diario’ no nos deja de inquietar, puesto que esta situación es la pueden estar enfrentando otras personas refugiadas y migrantes en diferentes regiones de todo el país.

*El JRS hace un llamado a activar redes de solidaridad para quienes están viendo reducidas sus capacidades de acceder a alojamiento, comida, salud y educación. Todas y todos podemos aportar nuestro granito de arena apoyando también desde nuestras casas.