La Unión, tierra para reverdeSER

01 diciembre 2022

En lo alto de la montaña y rodeado por un verde espeso se encuentra La Unión, uno de los 77 asentamientos humanos de Barrancabermeja, Santander. La Unión, ubicado en la comuna 7, es el hogar de migrantes venezolanos y venezolanas, víctimas del conflicto armado, madres cabezas de hogar y personas en condición de vulnerabilidad que encontraron en esta tierra un lugar para volver a empezar. 

El asentamiento nació en febrero de 2020, cuando las primeras personas que llegaron empezaron a organizarse para habitar estos terrenos, instalar luz eléctrica y construir sus viviendas. Para finales del mismo mes ya eran 125 sus habitantes. A la fecha, en La Unión viven 2.000 personas y más de 200 familias migrantes. La comunidad, al igual que en sus comienzos, se ha organizado para trabajar por la búsqueda de una vida digna en el territorio que han construido.  

“Esto empezó todo con tener ganas de cambiar lo inusual” comenta Carolina Escobar, una migrante y lideresa comunitaria del asentamiento. Carolina, con ánimo de ser agente de cambio en su comunidad, participa en la construcción del Plan de Desarrollo Comunitario, un proceso participativo en el que las personas de La Unión identificaron sus necesidades, trazaron estrategias y planearon acciones para transformar su contexto.  

El Plan de Desarrollo Comunitario encarga el horizonte al que le apunta la comunidad y el anhelo de habitar un territorio digno. Este anhelo no solo se trata de suplir las necesidades básicas de alcantarillado, vías y vivienda, sino que la población sueña con que el asentamiento sea un espacio en el que las personas pueden ser, crecer, donde los niños y niñas sean cuidados y desarrollen su proyecto de vida y la comunidad pueda pasar la página hacia un mejor futuro. 

Este Plan, más allá de ser un proceso organizativo liderado por mujeres y acompañado la oficina territorial de Magdalena Medio del Servicio Jesuita a Refugiados, es una apuesta de la comunidad por cambiar el concepto que se tiene de ella. Sus habitantes quieren que se reconozca el territorio como un lugar amable y bondadoso, donde el esfuerzo y el trabajo colectivo permiten que las personas vivan mejor. Quieren demostrar que, a pesar de las condiciones, han hecho de La Unión, un lugar para reverdeSER.  

Les invitamos a conocer La Unión y algunas de sus lideresas en el siguiente video: