Omar Serrano: cuando el liderazgo nace de una vocación personal

29 junio 2022

Mi nombre es Omar Antonio Serrano Peñalosa y soy de Caracas Distrito Capital, Venezuela. Yo salí solo de mi país en septiembre de 2019. La primera ciudad a la que llegué en Colombia fue Cúcuta y me quedé 1 mes trabajando en la trocha, luego me fui caminando hasta Valledupar después fui a Cartagena y me quedé 8 meses, después de eso me regresé otra vez a Cúcuta y de ahí decidí ir a Perú, pero resulta que conocí a una persona en Popayán que me ofreció trabajo en Policarpa, Nariño y pues ya llevo más de 1 año aquí. 

En Policarpa me he caracterizado por ser líder, yo ayudé a hacer un censo a los venezolanos que estamos aquí para que el Centro de Salud del municipio los llamaran y les dieran las vacunas, porque ese es uno de los requisitos que están pidiendo para quedarse en el pueblo. Además, con ese censo también la ONU están llamando a las personas para darles una ayuda humanitaria. Hace poco tiempo estuve colaborando también con una niña que tiene un problema en la cadera, entonces yo ayudé con todo eso y ustedes los Jesuitas, la atendieron muy amablemente y por eso aquí todos estamos muy agradecidos. 

Mi motivación es que verdaderamente lo hago sin ningún beneficio y lo hago porque me gusta ayudar a las personas y pues porque son venezolanos, pero lo haría por cualquier otro porque a la final no lo hago por nada ni porque me colaboren, yo solo espero que me lo pague Dios y me conformo con la gracia de Él… Hay muchas cosas por solucionar aquí.  

Un día yo estaba en la plaza principal del pueblo con algunos amigos y se acercó el doctor Luis Carlos Carvajal y empezamos a charlar, desde ahí yo empecé a colaborar con los datos que ustedes necesitaban para iniciar su intervención acá, como el día en que yo hice una convocatoria porque ustedes trajeron unos médicos para atender a las personas. La presencia de organizaciones como la de ustedes es una bendición porque yo tuve una reunión con el secretario de gobierno y yo le dije que no entendía cómo ellos no tenían un registro del número de venezolanos que estamos acá, yo sé que desde la alcaldía les dijeron que acá no hay muchos venezolanos, pero la verdad es que estamos más de 100 familias en Policarpa y contar con su presencia es muy bueno para nosotros. El acompañamiento de ustedes ha sido maravilloso y ha sido muy positivo involucrarnos con ustedes.  

La amabilidad de los colombianos ha sido de maravilla, verdaderamente no puedo hablar nada mal, sería un mal agradecido si le hablara mal de los colombianos
Omar Serrano