Renaciendo como el ave fénix: La historia de emprendimiento de Jonathan Sánchez y Alexis Molina

27 junio 2022

Jonathan Jean Carlos Sánchez Moreno y Alexis Molina son dos jóvenes provenientes de Venezuela que hace tres años decidieron migrar de su país natal, debido a la situación económica y social que ahí se vive.

Con una maleta cargada de sueños y un espíritu emprendedor llegaron a la ciudad de Pasto, Nariño, donde decidieron unir sus capitales para asociarse a una pareja de venezolanos que se encontraba en la ciudad con un negocio de comidas rápidas. Según Jonathan, debido al desconocimiento del contexto y las malas decisiones, 3 meses después se vieron en la obligación de cerrar su restaurante y, junto a ello, sus sueños de emprender. “Al principio fue desmotivador, pasamos muchas malas noches y queríamos regresarnos a Venezuela, porque pensábamos que migrar había sido un error”, pero con el tiempo, estos jóvenes emprendedores entendieron que “a veces las cosas no se dan, solo es cuestión de madurar… el tiempo de Dios es perfecto”, manifestó Jonathan.

Y como si el destino les hubiese tenido preparado este proyecto desde el inicio, Jonathan y Alexis empezaron a trabajar en algunos restaurantes de la ciudad, lo cual les dio la oportunidad de conocer cómo se mueve el negocio en Colombia. Meses después, debido a la crisis sanitaria mundial provocada por el Covid-19, como muchos nacionales y extranjeros, Jonathan y Alexis también se quedaron sin trabajo, pero en esta enorme dificultad vieron la oportunidad de emprender ¡y la vida les cambió para siempre!

Como el ave fénix, renacieron de las cenizas e iniciaron con la venta de comida a domicilio desde sus casas. “Como habíamos trabajado en cocina, ya sabíamos cuál es la sazón que le gusta a las personas, ya sabía cómo preparar los platos y entonces eso jugó a favor y nos motivó a trabajar desde casa con domicilios. Un día eran 7 domicilios, al siguiente 3, luego 15 y así iniciamos, pero siempre con la constancia y la dedicación de poder seguir adelante y no dejar caer el sueño que teníamos”, aseguraron.

En agosto del presente año, en el marco del proceso comunitario “Emprender la Vida”, dinamizado en Pasto por el Servicio Jesuita a Refugiados, se entregó Capital Semilla para apoyar los proyectos productivos de los emprendedores que más sobresalieron con sus ideas de negocio. “El proyecto CANVAS nos hizo tener una visión muy amplia de nuestro emprendimiento y ahora pensamos en abrir más sucursales, siempre con la visión de crecer y volvernos algo grande y tener franquicias en varias ciudades”, aseveró Jonathan.

Dentro del proceso se apoyó a varios emprendedores migrantes con mobiliario para potenciar sus ideas de negocio, razón por la cual estos dos jóvenes vieron la necesidad de buscar un espacio físico para corresponder a la ayuda recibida y de esta manera dieron apertura a su restaurante llamado El Shannay. “Estamos emocionados y bastante contentos y felices de ver nuestro sueño hecho realidad, todavía nos falta, vamos poco a poco, pero como dicen ustedes, vamos con paso de vencedores. Muy agradecidos con el Servicio Jesuita por todo el apoyo que hemos recibido y por ayudarnos a hacer nuestro sueño realidad”, manifestaron.

Sigan para adelante, sueñen, vean a futuro y no tengan miedo. Como decimos en Venezuela "el que no arriesga un huevo no tiene un pollito", y pues las palabras de motivación: que sigan adelante, que luchen por lo que sueñan y por lo que tienen y que con dedicación y fuerza de voluntad van a ver sus sueños realidad
Jonathan Jean Carlos Sánchez Moreno